Amazon MP3 Clips

jueves, 3 de agosto de 2017

VENEZUELA: La Guerra mediática

VENEZUELA: La guerra mediática
by Pablo Ardouin Shand

Me voy a meter nuevamente entre las patas de los caballos, en consideración a que este asunto desata virulenta polémica.
Me tienen harto los medios de comunicación con su sesgada y manipulada información sobre Venezuela. El mayor problema no es que lo hagan, ya nos tienen acostumbrado, el problema radica en que la gran mayoría de los „informados“, desde izquierda a derecha, lo repiten a rajatabla y se hacen eco de esa información y lo utilizan como fuente fidedigna para argumentar. Me espanta leer comentarios de amigos de izquierda que incluso se jugaron el pellejo en la lucha contra la dictadura y vivieron el período de la agitación y encerrona golpista de la derecha y la oligarquía chilena, en tiempos de Allende, casi calcado por la derecha y la oligarquía venezolana, apoyada por los mismos poderes que llevaron al caos y al golpe militar en Chile. Me espanta su falta de memoria y su metamorfosis, su actitud de camaleones desde su comodidad pequeño burguesa, sentados en un trono que no les pertenece y que se impuso por sobre cadáveres, sangre terror y tortura y a costa del destrono de los derechos fundamentales del pueblo de Chile.
El gobierno venezolano, argumentando que era la última opción para hacer un llamado de paz y llevar al diálogo a una oposición sorda y ciega, hace un llamado a una Asamblea Constituyente, (La misma que el pueblo en Chile ha exigido de sus gobiernos y ha sido constantemente desoída). Más de 8 millones de venezolanos votaron el domingo a favor de esta Asamblea mientras la oposición se opuso y trató de boicotearla con todos los medios a su alcance, envalentonados con lel discurso de Trump de „Castigar“ a Maduro y su gobierno, si la llevaba a cabo. Mas de 8 millones, a pesar de la violencia desatada por la oposición y los medios y la actitud confrontacional e intervencionista del pentágono y Washington y el flujo de millonarios recursos financieros.
Aquí en Alemania y en Europa Occidental en general, los medios no se cansan de mentir, de entregar una información sesgada y manipulada. Como un coro de loros locos y desquiciados, se han encargado de lavar el cerebro de personas hasta allí aún sanas y en su entero juicio propio. Si, a mi entender han perdido el juicio! Obnubilados por lo que los medios muestran: las „manifestaciones pacíficas“ de la oposición en donde las escenas de violencia y guerra, son atribuidas al gobierno y los chavistas. Pero callan y censuran las manifestaciones a favor del gobierno y el chavismo, como si no existieran. El gobierno solo existe para echarle la culpa de la muerte de más de 100 personas, en consecuencia que estas muertes han sido ocasionadas por efectos de su propia violencia. Se olvidan de mencionar que entre los muertos la mayoría o son chavistas, o gente sin color político, simple transeúntes y civiles no involucrados, policías, un par de simples amas de casa, unas balas locas matando a jóvenes platicando a la entrada de sus casas, los quemados o eran chavistas o simples servidores públicos, los degollados por cables tensionados que pusieron vándalos de la oposición entre los postes de calles, eran motoristas chavistas o simples motoristas, nada más, nada menos, simples seres humanos, en su mayoría „sin pito que tocar“. En medio del llamado a votar la Constituyente, la oposición asesinó a dos candidatos a la Asamblea.
Los medios coludidos con la extrema derecha venezolana. Y la CIA reconoce públicamente que está trabajando con ella y con gobiernos afines para derrocar al gobierno de Venezuela! No les despierta esto la conciencia dormida y les hace evocar los tiempos de Allende?
Países que se caracterizan por la corrupción, el nepotismo, el abuso a los derechos humanos, el narcotráfico, la conculcación de derechos fundamentales y humanos, como México, Colombia, Argentina, Chile, Perú, Panamá y tantos otros a viva voz, cuestionan el veredicto de las urnas en Venezuela, en consecuencia, que en sus propias constituciones ni siquiera existe el derecho a ejecutar una asamblea constituyente, quizás el elemento más democrático y respetuoso de la soberanía y dignidad de un pueblo.
No fue en Venezuela si no en México donde asesinaron a 45 estudiantes y en donde no existe por ello ningún imputado por la justicia. Es en México, no en Venezuela, donde el asesinato de mujeres ha adquirido caracteres de genocidio y en donde las tasas de analfabetismo, pobreza y desplazados son alarmantes. Es a Perú, no Venezuela, que este año 2017 Amnistía Internacional denunció en su último informe por la proliferación de la violencia contra las mujeres y las poblaciones indígenas y las operaciones represivas en exceso por parte de las fuerzas policiales. Es Panamá, no Venezuela, donde existe un 37.2 % de pobreza y un 16,7 % de pobreza extrema, según datos de la CEPAL... Completamente contrario a Chile, en Venezuela el derecho a la salud y la educación gratuita están establecidos como derechos ciudadanos, en tanto en Chile, ambos están considerados cono no derechos y entre los más caros del continente. Es Chile el que aún se rige por una constitución espuria, heredada de una de las más brutales dictaduras de América Latina. Es en Colombia, no Venezuela, donde cientos de opositores, a pesar de los acuerdos de paz, están aún entre rejas y en donde el asesinato por encargo es una plaga nacional y el narcotráfico tiene su paraíso, amparado por el silencio, las componendas, la compra de votos y de políticos. Sin embargo la prensa y nuestros políticos solo se ocupan de Venezuela. No le parece por lo menos extraño?
Pero para qué continuar, si los ejemplos de contrastes hoy en día son tan fáciles de encontrar y accesibles a cualquier mortal? Y porqué entonces no los buscan antes de hacer sus apologías injustas, sesgadas y llenas de mentiras, divulgadas por los medios? Por qué no cambiar de lectura, si la red está plagada de plataformas de información no sujetas al monopolio mediático? Por qué no apagar la televisión, como yo lo hice y la tiré a la basura hace 15 años? No sería esta la manera más fácil de desintoxicarse? Será que sencillamente no quieren porque el vicio ya los ha obnubilado?
Ya déjense de leseras, Maduro no es Chávez, claro que no! Pero no es un dictador y Venezuela tampoco una dictadura!
Ocúpense de las desigualdades e injusticias de sus propios países y saquen sus mentes y sus manos de Venezuela! Piensen que cuando logren su propósito de destruir definitivamente el proceso bolivariano comenzado por Chávez, no serán los venezolanos quienes decidan y construyan su futuro, serán los Estados Unidos de América que impondrán sus títeres y las condiciones que aseguren por fin sus propósitos: apoderarse de las reservas de petroleo más grande del planeta!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario