Amazon MP3 Clips

jueves, 27 de septiembre de 2012


LA CRISIS FINANCIERA, LAS GUERRAS Y LA INDIGNACIÓN
by Pablo Ardouin Shand

La crisis financiera actual, al igual que las guerras que están azotando al mundo y las otras ya en preparación, no son por supuesto efectos naturales. Son obra de seres humanos.

Los políticos, con contadas excepciones, dicen que no existen alternativas, aunque este sistema  lleve al mundo a la catástrofe. Eso habla de rendición incondicional, de capitulación, de falta de cojones, nula visión y nulo compromiso con las masas mundiales, que observan como su estandar de vida se derrumba, mientras los oligarcas, los dueños y amos del poder, los ricos, cada vez se hacen mas ricos, profitando precisamente de la crisis que han creado.

Con su discurso y accionar, ¿intentan solapadamente hacernos creer que estas crisis son de origen divino? ¿Que no hay culpas, solo efectos naturales y sin alternativa? Divina maldad la de sus espíritus humanos egoistas e indignos, que se cagan en el clamor de las masas.

Estas guerras y crisis han surgido debido al fracaso rotundo de un sistema, debajo del cual se mueven, se activan y agitan otros muchos subsistemas y alianzas con intereses comunes que corrompen, manipulan la economía, los medios y la política y son capaces de llevar a los paises a conflictos armados, a ocupar, bombardear y destituir, por medio de la fuerza y los Drones, a estadistas y gobiernos y echar por los suelos la soberanía de los pueblos.

Estas alianzas estratégicas, incrustadas como lacras en el sistema mundial, han producido solo egoismos nacionales, insolidaridad, salvarse a si mismos a costa de otros (el mejor ejemplo es Alemania y su contrapartida, Grecia y España).

Aquí existe obviamente un terrible desgaste valórico, abdicación de la razón, la moral denigrada y cuesta abajo al nivel de las bombachas.

Hoy abundan los valores de los burgueses y las élites, los falsos profetas y falsos héroes e ídolos de trapo, que pululan y putrefectan las mentes débiles, embrutecidas y abandonadas en la farándula, en el deporte a la manera de opio o droga o veneno con su correspondiente antídoto3; en la música como un gran negociado envasado, repleta de artistas fugaces que se caracterizan mas por sus escándalos y lenguaje soez que por su música y a quienes siguen una masa de jóvenes sin futuro, desquiciados por la televisión, los medios de comunicación y propaganda, la tecnología que abre los ojos al mundo pero a la vez ciega.
Todo esto al servicio de la ignorancia, del que ya no lee, no analiza, no contrasta, no tiene capacidad de reflexión. Menos aún de rebelión pero si, mucho de cordero.

El mundo así llamado gobalizado, ha llegado a una situación extrema y explosiva, con una carga detonante y una mecha que nos está provocando a toda vista. Solo falta quien encienda la mecha.

Dirán que exagero, pero solo basta leer la historia, para darse cuenta que lo que está sucediendo hoy en el mundo, no tiene parangón en la historia de la humanidad. Por mucho menos, han caido todos los sistemas devenidos en Imperio.

La masa está indignada, no toda, aunque parezca contradicción. Solo faltan los corderos...
Se indignarán tarde o temprano, cuando se alejen y callen los perros.

Reconozco mi incapacidad de predecir, aunque en secreto tengo mi propuesta, que en esta ocasión prefiero mantener en remojo para no herir susceptibilidades y armar escándalos en los puristas, pacatos, temerosos y correctos.

Aunque creo sinceramente que lo que venga después no será peor que esto. Lo importante es que venga, que venga ya, aquí lo espero.
¿Será asunto divino? No! será asunto nuestro!


Pablo Ardouin Shand
Soltau, Alemania. 27. 09. 2012



No hay comentarios.:

Publicar un comentario