Amazon MP3 Clips

martes, 5 de noviembre de 2013

EL DIVORCIO…Política y Poder
by Pablo Ardouin Shand

El divorcio entre el poder y la política en Chile es tan notorio, que a los bién informados poca duda les cabe sobre quien realmente gobierna. A pesar de eso, los chilenos siguen eligiendo a quien ostenta el poder y no a quien ostenta la política. La política y el poder están divorciados civilizadamente, es decir separados pero socios y compadres que van para el mismo lado: asegurar las ganancias de un mundo mercantil injusto, en donde solo profitan los que ostentan el poder y para ello tienen sus compadres, los socios políticos que se dejan sobornar. Pero este no es un fenómeno radicado solo en Chile, me atrevo a decir que esto ocurre en casi todos los países occidentales. Es un fenómeno que se ha producido de la mano de la globalización. Aunque bién es cierto que en los países nuestros y sobre todo en Chile, en gran medida la política y el poder eran una misma cosa: una casta oligárquica que para dominar no necesitaba de socios y compadres y que se impuso desde tiempos de la Independencia.

La globalización por un lado aclama el libre tránsito de mercancías y por otro lado, construye muros y fronteras inaccecibles para la mayoría de la población mundial, atemorizada por el flujo de parias, refugiados, gentes en busca de asilo, emigrantes todos de la misma globalización..! Han pretendido globalizar un mundo con millones de culturas, formas de vida y convivencia, idiomas, lenguas, dialectos, historias, tradiciones, leyendas y memorias.

El más vátago de los vástagos de la globalización, el neo-liberalismo con su Dios dinero, se ha anclado en el poder y determina nuetras vidas y de paso, acelera el camino a la muerte ya no solo física si no del intelecto, la capacidad de analizar, cooperar y trabajar por el bién común y nuestra supervivencia. Este perverso sistema impuesto en el conejillo de Indias Chile, bajo la dictadura militar y continuado por 20 años de gobiernos de partidos de la Concertación, a convertido a una gran cantidad de chilenos en entes que se concentran en aprovechar al máximo el momento, obviando el después y el desenlace, de ahí la Cultura del Carrete.

El Estado-Nación está hoy constituido por dos Chiles: el uno, que vive en villas y barrios cerrados, con una fronteras que los divide y protege del resto y está habitado por los mismos que ostentan el poder y los negocios, los políticos que sirven al poder, los empresarios, magnates y pudientes atemorizados... y el dos, el otro Chile, los barrios miseria, los guetos, suburbios y mayorías marginadas, todos endeudados con los que ostentan el poder.
El dos se saca la cresta para intentar cruzar la frontera hacia el uno, para eso va dejando muertos y heridos en el camino y es el fenómeno que produce una enfermedad crónica en Chile: la depresión y el síndrome de burnout.

El chileno busca créditos para el consumo y hacer realidad lo que dijo el candidato presidencial Franco Parisi: “los profesores pueden tener un Porsche”.
El consumo es la peor droga que denigra al ser humano, haciéndolo dependiente del crédito y así el consumidor, cuando disminuye o desaparece su capacidad de consumo se deprime, se altera, sufre un shock.  El chileno sufre en el dilema de elegir entre caer en la miseria con Porsche, o caer en la miseria con educación para sus hijos, aunque enrealidad la plata no le alcanza a cubrir los gastos para una vida digna sin Porsche y tenga que hacer de Mandrake el Mago para llegar a fin de mes.

El divorcio en Chile hace nata entre marido y marida, los políticos y la política, ricos y pobres, pudientes y rotos, huincas y mapuches, televisión y cultura, razón y justicia, cliente y marca, consumidor y consumo, trabajador y empleador, instrucción y educación...Y así seguimos, todos divorciados los unos contra los otros. Los únicos que conservan las nupcias son los grandes consorcios multinacionales y el banco mundial con el poder y los políticos.

Entre tanto el pueblo asalariado aspira divorciarse de su clase eligiendo a quien cree, le hará posible ese sueño imposible, inventado por el Poder para seguir llenando las arcas del Poder. Eso explica en parte el caso derl magnate presidente Piñera, el fenómeno en alza del candidato que pretende serlo, Parisi y la candidata que con toda seguridad gobernara a partir del 2014, Bachelet, agasajada por Rockefeller, agradecida por Barrick Gold y en nupcias con Monsanto.

Y de yapa, queridos compatriotas y amigos:

Rebelión en la granja global
(Texto y música: Pablo Ardouin)

Se han levantado las aldeas y campiñas
Los hijitos los maridos y maridas
El malandro, el sosegado y el valentón

Se han cabreado los vecinos y vecinas
Los pollitos, los gallitos y gallinas
La pata e palo, el pato malo y hasta el plumón

A levantarse tocó la diana desde un negrón
A rebelarse chirrió un viejo despertador
A copularse cantó un gallito de la pasión

Ya han salido en patota hacia la calle
Los pelotas, los de ropa y sin ropajes
El festivo, el afligido y el bonachón
                           
Ha exigido el pueblo unido, el honorable
El intruso, el nativo, el atorrante
Reparto justo de la torta y el chaparrón

A levantarse gritó la diana desde un Negrón
A rebelarse gimió un viejo despertador
A copularse cantó un gallito de la pasión


No hay comentarios.:

Publicar un comentario